Le Grand Cros es la historia sobre una pareja, Hugh y Jane Faulkner, que en 1989 se enamoró de una viña. Le Grand Cros se sitúa a los pies del Massif des Maures, en el centro de Var y en el corazón de AOC Côtes de Provence. Las 24 hectáreas de parras están rodeadas por pinos y olivos, terrazas de piedra seca y en el centro de la propiedad hay una auténtica casa provenzal. Hugh es un canadiense que ha asumido el reto de restaurar nuestros antiguos olivares que desde 2006 nos permiten embotellar nuestro propio aceite de oliva. Jane es una artista profesional que ha trabajado en publicidad y es responsable de diseñar las etiquetas, el logotipo y el embalaje. Julian, su hijo mayor, asumió la gestión de la viña en 2000 después de completar una maestría en gestión de viñedos en Burdeos. El resto del equipo incluye a Stéphane que trabajó para varias viñas destacadas en Provenza antes de unirse a nosotros a cargo de la producción (Viñas y Bodega); Maryline, encargada de la administración y de la logística se unió este año; Saïd, la mano derecha de Stéphane, dirige nuestros equipos de trabajadores de temporada y ayuda a Hugh con nuestro olivar recién renovado y en expansión; y por último, pero no por ello menos importante, Irène es la responsable de ventas, márketing y comunicación.

La unión de la ciencia y la tradición:
Durante los primeros 10 años, Raymond Guido permaneció como nuestro agricultor y maestro de bodega dado que había trabajado esta tierra durante 30 años hasta retirarse en 2000. Raymond era la memoria viviente de aquello que había sido hecho y aprendido del pasado. A pesar de las perlas de sabiduría que se pueden aprender de la experiencia del pasado, si uno desea progresar y seguir siendo competitivo, es importante continuar experimentando e innovando y no quedarse estancado en las tradiciones.

Con la intención de desatar todo el potencial de nuestro «terroir», Julian ha iniciado varios cambios en la viña. Después de 2 años de mediciones de estrés hídrico y de análisis del suelo, Julian reemplazó la espaldera de varias parcelas para mejorar la superficie foliar de forma considerable. Se ha plantado pasto permanente entre las filas de dichas parcelas. Ha empezado un nuevo programa de plantación donde la densidad aumenta de 4000 a 5000 parras por hectárea y se han escogido clones y portainjertos alternativos.

Julian también ha invertido en una estación meteorológica conectada a un ordenador equipado con software de modelado avanzado sobre enfermedades para poder calcular el riesgo teórico de ataque. Se espera que el uso de fungicidas se reduzca en un tercio de promedio, ya que solo se emplearían cuando fuera estrictamente necesario y en el momento de eficacia máxima. Gracias a nuestra gestión ambientalmente correcta, tenemos una fauna auxiliar próspera presente que nos permite no necesitar ningún pesticida. De hecho, a partir de nuestra cosecha de 2002, nuestros vinos han sido certificados por «Terra Vitis», una reconocida asociación ambientalmente racional.

Casi todas nuestras uvas son recogidas a mano por un equipo de 16 a 18 personas. Hemos dedicado considerables esfuerzos a identificar la madurez óptima de cada tipo de vino, y por ello utilizamos todas las herramientas disponibles. Julian recoge muestras 3 o 4 veces en cada parcela antes de la cosecha, donde prueba las uvas y masca las semillas. Con experiencia, este método es muy fiable pero carece de precisión. Esto lo complementamos con el análisis de laboratorio llamado «madurez tecnológica» (azúcar, acidez y elementos minerales) junto con la «madurez fenólica» (taninos y antocianinas). En 2005 también experimentamos con el uso de una cámara infrarroja que nos permitió observar otros parámetros.

Hugh-Jane-Julian-300x300

Hugh, Julian, Jane

2015-04-24-11.33.24-300x225

Richard Grassi – Maitre de Chai

Said1-300x300

Said – taskmaster in the vineyards and makes our olive oil

Gaelle – Head of Sales

maryline1

Maryline – Administrator

2015-04-24-11.32.34

Bernadette Tourrel – Œnologue D.N.